Consigue una mirada más intensa con el perfilador de cejas

Hoy queremos hablarte de un elemento que debería ser un indispensable en tu neceser de maquillaje y es el perfilador de cejas, el cual conseguirá transformar la intensidad de tu mirada de una forma natural y efectiva, sin necesidad de recurrir a técnicas más agresivas como el tinte de cejas.

El perfilador de cejas es la última tendencia para intensificar tu mirada, ya que este maquillaje permite obtener una ceja más tupida y oscura y difuminar el espesor de tus cejar a tu gusto, aunque siempre deberás escoger un color semejante al tuyo o un poco más oscuro, pero nunca más claro que el de tu ceja. Se trata de una fórmula mágica que consigue dar una nueva vida a cejas que muy despobladas o que han quedado prácticamente borradas e invisibles, después de años de depilación.

El perfilador de cejas, además, no sólo consigue “poblar” tus cejas e intensificar el poder natural de tu mirada, sino que también permite “dibujar” nuevas y perdidas formas, para aquellas personas que tengan cejas desdibujadas o bien necesiten definirlas con mayor precisión para conseguir un aspecto más bonito y proporcionado.

De hecho, las cejas son una de las facciones más predominantes de nuestro rostro, por eso muchas personas quieren moldearlas a la perfección, pero muchas veces la genética o el mal uso de la depilación crean resultados poco agradables, que afean nuestro rostro.

¿Cómo perfilar tus cejas con perfilador?

Lo más importante es que realices esta práctica poco a poco y manteniendo, siempre, la armonía de tu rostro. Y para ello, debes tener en cuenta qué tipo de cejas tienes para poder respetar la forma natural de las mismas e ir moldeándolas a partir de aquí. Cuando sepas si tus cejas son redondas, cuadradas, angulosas, alargadas o en forma de corazón, podrás definir la mejor manera de utilizar el perfilador.

Uno de los pasos más importantes es que tus cejas estén depiladas unos días antes, para que tu piel no se irrite y puedas “trabajar” tu ceja de una forma limpia y eficiente. El segundo paso es definir las dimensiones, para que tus cejas queden en sinfonía con tus rasgos, que estén proporcionadas (ni muy estrechas, ni muy gruesas, ni muy finas, ni demasiado largas), definiendo muy bien cuál es el inicio de la ceja, el punto más alto y dónde finaliza la misma.

Para saber dónde comienza tu ceja deberás apoyar un lápiz desde la aleta de tu nariz y hasta arriba de tu ceja, para que coincida con el lagrimal. De esta forma, podrás eliminar todo el vello que se encuentre en la zona del entrecejo.

El punto más alto se obtiene apoyando el lápiz desde la nariz hacia la ceja, haciendo que éste pase por el extremo externo del iris del ojo, para saber en qué punto tu ceja empieza a descender en ángulo.

Y para saber dónde finaliza hacemos un paso inverso al primero, es decir, colocando el lápiz en tu nariz de nuevo y dirigiéndolo hacia la ceja, pero esta vez pasando por el lagrimal externo. Así sabrás todo el vello que sobra y lo podrás retirar.

Después de estos pasos tu ceja empezará a tomar una forma natural y bonita y ya podrás utilizar tu perfilador de cejas, para ir “tapando” huecos, intensificando el tono de tus dejas y definiendo su forma. Es importante que no apliques demasiado producto y que siempre acabes difuminándolo con la ayuda del cepillo, que viene en el propio perfilador, para obtener un resultado harmonioso y natural.

Comparte este contenido en tus perfiles sociales:
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *