Cosmética Detox para el rostro

Cuando hablamos de desintoxicarnos o de dietas detox siempre nos referimos a la alimentación, porque está claro que es la mejor forma de sanar nuestro cuerpo internamente, pero… ¿Y nuestra piel?

Hoy queremos darte las claves para que consigas desintoxicar tu piel, eliminar poros negros, impurezas, acné, exceso de grasa, escamación… Y todo con el uso de productos de cosmética natural libres de tóxicos, que serán los aliados perfectos para tu piel y para el planeta, ya que están formulados con elementos naturales y respetuosos con el medio ambiente.

¿Cómo conseguirlo?

Si quieres una cosmética detox lo primero que debes hacer es rechazar todos aquellos productos que contengan químicos, es decir, que deberás leer la etiqueta con atención para asegurarte de que estás utilizando cosmética natural.

Para una primera “terapia de choque” necesitarás apostar por un exfoliante o peeling facial, que te ayude a eliminar todas las impurezas de tu rostro. Después podrás aplicar una mascarilla o crema hidratante, para que la piel no se irrite y se mantenga hidratada. Esta rutina es perfecta para llevar a cabo una vez por semana, para que la piel vaya obteniendo una limpieza e hidratación extra de forma periódica.

Deberás instaurar unas rutinas muy marcadas, para conseguir eliminar todas las toxinas de tu piel y conseguir recuperar la iluminación, la suavidad, la hidratación y la flexibilidad en tu rostro, a base de alimentarlo con productos hechos a partir de cosmética natural.

  • Espuma limpiadora; utilizar una espuma limpiadora es perfecto porque es práctico y muy agradable para tu piel. Es un producto espumoso que podrás aplicar en tu rostro por la mañana y por la noche, para retirar el exceso de maquillaje. Aunque si tienes la piel sensible o muy seca siempre puedes optar por una leche limpiadora.
  • Después podrás utilizar un poco de agua micelar, para acabar de retirar el maquillaje y aportar hidratación a la piel.
  • Cuando se haya secado, puedes aplicarte a un serum hidratante a toquecitos suaves por el rostro, para que la piel adquiera toda la hidratación que necesita. Hay serums específicos para el día y para la noche con distintos tipos de propiedades para la piel.
  • Y, cuando el serum se haya absorbido por completo es el momento de aplicar tu crema hidratante de día o de noche, según en el momento del día en el que estés.
  • Durante el día, el último paso pero no menos importante es el protector solar, que siempre que puedas apuesta por marcas naturales, que te permitan protegerte de los rayos del sol sin engrasar tu rostro.

La cosmética natural acompañada de una alimentación saludable y libre de grasas trans, azúcares o harinas refinadas, te permitirá estar radiante por dentro y por fuera.

Comparte este contenido en tus perfiles sociales:
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *