¿Por qué notas tus labios resecos si no dejas de aplicarte cacao?

La mayoría de cacaos y bálsamos labiales que encontramos actualmente en el mercado son derivados del petróleo y lo que hacen es cubrir la piel con una película plástica “engañosa”, que parece que vaya a ser muy hidratante, pero que en realidad lo que hace es justamente lo contrario, deshidrata nuestros labios creando un efecto adictivo, que hace que tengamos la necesidad de aplicar bálsamo labial de forma constante, con la errónea intención de volverlos a “hidratar”. Pero esto no pasa si apuestas por la cosmética natural, ya que evitan este tipo de sensaciones, proporcionando una hidratación real.

Lee la etiqueta

Leer la etiqueta se convierte en la única garantía para diferenciar un producto engañoso de uno de cosmética natural verdadero. En muchas etiquetas verás ingredientes como petrolanum, paraffinum, liquidum, paraffin, etc. Lo mejor que puedes hacer si lees algunos de estos ingredientes es no comprar el producto, porque estarás exponiéndote a elementos perjudiciales para la salud de tus labios.

También es importante que prestes atención a la textura, porque la parafina, por ejemplo, tiene un tacto agradable, meloso, que se confunde con una falsa hidratación en los labios, ya que cuando se evapora volvemos a sentir nuestra piel seca y deshidratada y no permite que la piel respire ni elimine las toxinas.

¿Cómo debe ser un cacao realmente hidratante?

Un cacao hidratante, como son los bálsamos de cosmética ecológica, debe tener como ingrediente principal la manteca. La manteca más popular es la de Karité, un ingrediente natural que tiene origen en un fruto del árbol llamado con el mismo nombre. Pero puede tratarse de otro tipo de mantecas como la de cacao u otras mantecas vegetales hidratantes, así como aceites o incluso cera de abeja, la cual resulta muy interesante porque es también antibacteriana y aporta una gran elasticidad en la piel de los labios.

Con el uso de cacaos de cosmética natural notarás un espectacular cambio en la piel de tus labios, ya que no necesitarás ponerte cacao de forma constante y verás como no vuelven a resecarse, dañarse o deshidratarse en cuestión de minutos, si no que la hidratación será profunda y te durará durante horas.

Si quieres que tus labios no sufran, se resequen, se arruguen o deshidraten, no compres cacaos convencionales. Lo mejor que puedes hacer es apostar por la cosmética ecológica, para conseguir una hidratación real, natural, consciente, sostenible y respetuosa, que además de cuidar de tus labios también piensa en la salud del planeta.

En nuestra shop puedes encontrar bálsamos de cosmética natural y múltiples productos de maquillaje, así como de cuidado del rostro, con los que lograrás obtener una piel radiante, luminosa e hidratada y, lo que es más importante, libre de tóxicos.

Comparte este contenido en tus perfiles sociales:
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *