¿Qué efectos produce la cosmética convencional en el medio ambiente?

Para cuidar del medio ambiente son necesarias muchas acciones, empezando por reciclar nuestros residuos. Pero el trabajo no acaba allí, si no que tenemos mucho más poder en nuestras manos del que creemos mediante la elección y rechazo de algunos productos, la acumulación de residuos, la elección de alternativas reutilizables y reciclables, poner en práctica la economía circular, etc. Uno de los grandes pasos que podemos hacer para cuidar del medio ambiente es apostando por una cosmética ecológica, libre de tóxicos.

Si compras cosmética ecológica estarás apostando por la salud, tanto tuya como la del planeta, ya que se trata de productos saludables, que están hechos a base de ingredientes vegetales naturales y que están envasados con materiales mucho más sostenibles que la cosmética convencional. De hecho muchos de ellos son biodegradables. Si apuestas por esta cosmética evitarás la generación de residuos plásticos.

No es necesario usar muchos productos de belleza, si no elegir bien los productos. Que sean cosmética ecológica de gran calidad y multifuncionales, a ser posible, para encontrar comodidad y también reducir el consumo desenfrenado y la acumulación de residuos.

¿Por qué dejar de consumir cosméticos convencionales?

Los cosméticos convencionales utilizan ingredientes químicos y derivados del petróleo en su proceso de elaboración y esto se convierte en gases de efecto invernadero y una contaminación muy perjudicial, tanto para la tierra como para el agua.

Esto se traduce en graves consecuencias como los mares de plástico. Muchos envases de cosmética e higiene son de plástico y no se reciclan, por lo que acaban en ríos, mares y océanos, contaminando atmósferas y acabando con la vida de muchos animales, que los ingieren porque piensan que es comida.

De hecho existen las llamadas microesferas, que son partículas de polímeros que llevan en su composición muchos cosméticos convencionales y que, aparentemente no se perciben porque tienen un tamaño muy reducido, pero que cada vez están contaminando más el agua, llegando a los estómagos de muchos peces, que después nosotros ingerimos. En la Unión Europea se han tomado medidas en el asunto y se ha dictaminado hasta el año 2020, para eliminar estas microesferas por completo.

Los químicos contaminantes de cosméticos generan una gran contaminación en la Tierra, provocando gases invernaderos provocados por la combustión, como puede ser el dióxido de carbono. Esto contribuye a aumentar el calentamiento global, con las graves consecuencias que eso supone.

Cosmética ecológica para cuidarte a ti y al planeta

Cambiar nuestros hábitos de consumo ya no es una opción, si no un deber de cada uno de nosotros. Apostar por un consumo consciente y responsable a través de nuestras compras por ejemplo con la cosmética ecológica, que no degrade ecosistemas, que no maltrate a los animales, que no nos venda productos tóxicos para nuestra salud, que promueva la reutilización, el reciclaje y la biodiversidad.

Comparte este contenido en tus perfiles sociales:
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *