¿Se puede reducir nuestra huella ecológica en los transportes cuando viajamos?

Desde Hibeauty queremos fomentar la movilidad sostenible y por ese motivo pensamos que es muy importante que intentemos reducir nuestra huella ecológica. Podemos hacerlo de muchas maneras, empezando por la forma en la que nos transportamos. Hoy vamos a hablaros de cómo podemos hacer que nuestros viajes sean más sostenibles a través de los sistemas de transporte que existen actualmente. Hoy queremos hablaros de cómo conseguir dejar el menor rastro posible de nuestro paso por los lugares, a través del modo en el que nos movemos por el mundo.

Consejos sostenibles

Si vas a viajar lejos, debes saber que el avión es uno de los transportes más contaminantes ya que genera hasta el 4% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero. Se están llevando a cabo estudios para encontrar métodos más sostenibles para este transporte como los sistemas de compensación de carbono, el bio combustible, el reciclaje de uniformes, etc.

El ferrocarril, en cambio, se presenta como uno de los viajes más sostenibles, por su bajo impacto ambiental. De hecho es el sistema que menos energía consume por unidad transportada, presenta unos bajos niveles de emisiones de CO2 y genera un menor impacto acústico. Por no hablar de la ventaja de ver en todo momento el paisaje mientras realizamos el recorrido.

También puedes desplazarte en coche, pero siempre apostando por opciones respetuosas con el medio ambiente,  como los coches eléctricos o híbridos, para generar menos contaminación acústica, menos gases de efecto invernadero, etc. Otra opción, para conseguir reducir tu huella es optar por opciones de compartir coche, con el objetivo de aprovechar el viaje y ahorrar en emisiones CO2.Por su puesto, siempre partiendo de una conducción eficiente y responsable. Una vez hayas llegado a tu destino, conseguirás que sea uno de los viajes más sostenibles y también más bonitos si te desplazas caminando, porque descubrirás lugares únicos a los que no puedes acceder en coche, conocerás gente y sentirás el entorno y la naturaleza en primera persona.

Aunque si los desplazamientos son demasiado largos, también puedes optar por la bicicleta. Es un transporte maravilloso porque no contamina y tienes la opción de llevártela o bien alquilarla, para disfrutar de maravillosas vías verdes o rutas BTT. Siempre puedes optar por utilizar el metro para poder moverte de un lugar a otro de una forma rápida y práctica, moviéndote de una forma eficiente y sostenible. Pero si lo que quieres es moverte en transporte público pero no estar bajo tierra, puedes optar por los autobuses o el tranvía, con el que podrás moverte a cualquier lugar de una forma totalmente integrada con el entorno y en un transporte respetuoso con el medio ambiente.

¡Disfruta de los viajes sostenibles!

Comparte este contenido en tus perfiles sociales:
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *