¡Viaja de forma sostenible y enriquece tu experiencia!

El viaje sostenible no busca consumir, ni comprar experiencias turísticas, ni ponerse una pulsera para estar en un hotel de cinco estrellas con todo pagado. Lo que busca es vivir grandes experiencias, disfrutándolas de una forma consciente y respetuosa con el entorno.

Menos es más

Hoy queremos darte algunos tips con los que conseguirás que tu viaje sea sostenible y muy enriquecedor, conociendo mundo de una forma mucho más cercana, aventurera, sostenible y económica.

Un viaje sostenible puede empezar de muchas maneras, pero una de ellas es entrar en un portal web para encontrar personas que quieran viajar siguiendo este tipo de filosofía. De este modo conoces gente con tus mismas afinidades e inicias esta aventura de una forma diferente y divertida. Se trata de viajes experienciales win win, es decir, todas las personas que conforman el viaje salen ganando, tanto los organizadores, como el viajero y la gente local.

¿Cómo conseguir experiencias únicas?

Pasear por las calles de la gente local, ir a comer a sus casas, ir a los bares a los que ellos van y vivir como ellos, pueden ser algunas opciones interesantes, ya que es la forma de tomar consciencia de la situación en la que se encuentra el entorno. Esto nos pone los pies en la tierra y podemos dedicar unos días a ayudar en todo lo que podamos, para dar un valor a nuestra estancia y para devolver una ayuda a las personas que nos han acogido. Este acto voluntario nos permite unir fuerzas para comprender otras culturas, situaciones y personas y para luchar, todos unidos, por un mundo mejor. El hecho de apostar por este tipo de turismo local te permitirá llegar a lugares mágicos que no salen en las guías, porque sólo la gente que vive allí conoce el entorno natural como nadie.

Tu experiencia es más auténtica porque apuestas por todo tipo de lugares y estás abierto a aventuras y a conocer gente nueva, por lo será mucho más enriquecedora, bonita, divertida y especial. Un viaje único y hecho a medida que diseñas a tu manera, sin seguir patrones establecidos ni escogiendo rutas turísticas con excursiones programadas. Será un viaje que decidirás tú siguiendo tu ritmo, tus gustos y preferencias y alargando o acortando tu estancia por los distintos lugares por donde pases, según decidas. Puedes conocer parajes naturales espectaculares, contratando un guía particular, disfrutar del silencio y de la inmensidad de la naturaleza, conociendo lugares singulares, así como su fauna y su flora.

Los viajes sostenibles no se miden por la felicidad que aportan los objetos materiales si no por las sensaciones y emociones que vivimos con las personas y el entorno que nos rodea. Desde tomar un plato de la gastronomía local en una parada callejera, hasta un baño improvisado en un lago rodeado de montañas.

Comparte este contenido en tus perfiles sociales:
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *